Cuentan que hoy ha empezado el verano, hace ya semanas que andamos con la mosca y estos calores calientan mucho la sangre de nuestros toros. No hay nada como una buena ducha para bajar los ánimos.

De paso revisamos el estado de salud de nuestros toros, molestándoles lo menos posible. Así nos enseñaron a ser ganaderos