free templates joomla
@PeredaDehesilla

Once orejas y cuatro novillos de nota alta en Carrión de Calatrava

 

 

Novillada muy completa la lidiada por José Luis Pereda en Carrión de Calatrava (Ciudad Real) con hasta cuatro ejemplares -los cuatro primeros- de nota alta que han destacado, sobre todo, por su nobleza, recorrido y entrega en la embestida. Han sido novillos de un comportamiento muy similar, con el denominador común de la clase. Por eso los toreros los han cuajado y les han cortado las orejas como culminación de trasteos sólidos y, cada uno de ellos, de diferente interpretación según el concepto de cada torero. Sirvieron los dos novillos lidiados para rejones porque tuvieron nobleza, fijeza y recorrido. Ritmo también y con ellos se acopló pronto Miguel Ángel Martín. Canales Rivera cuajó de principio a fin y siempre a más la excelente condición del segundo de la tarde, premiado con la vuelta al ruedo después de lucir en plenitud por su comportamiento y la faena de poso y buen gusto del gaditano, atesorando sus años de trayectoria más allá de lo mucho o poco que se toree. También permitió el tercero a Álvaro Sanlúcar desplegar su concepto de toreo hondo y de mucho sabor. Espléndidas las maneras del sanluqueño para cuajar al utrero y, sobre todo, disfrutarlo.

 

 

Rompieron la buena media de la novillada los dos últimos. Deslucidos ambos. Al primero de ellos le faltó raza. El segundo, exigente por complicado, tuvo muchas teclas que tocar y, si no, se ponía áspero. Fueron las notas discordantes de un conjunto en general que sirvió y mucho.

 

 

 

FICHA TECNICA:

 

 

Plaza de Toros CARRIÓN DE CALATRAVA (Ciudad Real).

 

 

 

Se lidian novillos de JOSÉ LUIS PEREDA y LA DEHESILLA, de excelente juego los cuatro primeros. El segundo es premiado con la vuelta al ruedo. Los otros tres, aplaudidos en el arrastre.

 

 

Miguel Ángel Martín (rejoneador): dos orejas y dos orejas

 

José Antonio Canales Rivera:  dos orejas y dos orejas

 

Álvaro Sanlúcar (novillero): Dos orejas y oreja

 

 

 

LA OPINION DEL GANADERO:

 

Creo que el balance lo dice todo. Cuando a un encierro de toros -o de novillos- se le cortan un total de once orejas, los tres toreros salen a hombros, se le da la vuelta al ruedo a uno de los ejemplares y se aplaude en al arrastre a tres de los otros cinco, la conclusión sólo puede que ser que el conjunto enviado a Carrión de Calatrava sido un éxito. Entrando en matices, nos han gustado mucho los cuatro primeros novillos, la forma en que han humillado, la clase que han derrochado. Quizá de todo ha sido el segundo el más completo, el que ha tenido esas virtudes en un mayor componente. Hemos vuelto a encontrar muchas de las cosas que buscamos en nuestros productos: nobleza, fijeza, prontitud, clase y un marcado sentido de la humillación. Ese un ir dos metros más allá que siempre caracterizó al encaste Núñez. Son virtudes que vamos puliendo y afianzando, cada vez de una manera más evidente. Volvemos muy contentos para casa, con la moral alta. Ésta es una de esas tardes que, más allá del escenario o de la categoría del festejo, llenan a un ganadero y te permiten comprobar que el camino es bueno.

   

 

 

Foto:  CULTORO.COM

 

 

La crónica de CULTORO

 

Este sitio utiliza cookies propias y de terceros para optimizar tu navegación, adaptarse a tus preferencias y realizar labores analíticas. Aceptar Más información