free templates joomla
@PeredaDehesilla

Afanes-56 se gana a Madrid

 

 

Se arrancaba pronto y de largo y, en cada embestida, se rebozaba humillando con clase y colocando la cara como la colocan los toros -novillo, en este caso- que quieren coger de verdad aquello tras lo que van. Se llamaba Afanes-56, ese nombre tan de Núñez y con el hierro de La Dehesilla, y fue el utrero de la tarde en Madrid. Además, de la tarde del regreso de José Luis Pereda a Las Ventas tras la ausencia del año pasado. Ya con el capote -el del novillero y los de su cuadrilla-, Afanes-56 se había mostrado templado, noble y con mucha calidad. Era echarle los engaños, y el de La Dehesilla se iba detrás y hacia adelante sin rémora alguna. Lo vio Amor Rodríguez y por eso lo brindó al público. Y por eso se dobló con él para abrirlo a los medios, sin duda, el terreno que el novillo pedía. Allí fueron las primeras tandas. Hubo conexión, gancho, transmisión. Fue la primera vez en toda la tarde -y casi la única- en que Madrid jaleó de verdad. Siempre fijo, lo que es sinónimo de nobleza, el utrero se arrancaba de inmediato y con brío en busca de la franela para tomarla por abajo, humillando, y para irse lejos tras el último vuelo, volviendo presto cuanto éste concluía y se iniciaba el siguiente. Supo ligarle y engancharlo con la bamba el diestro en esas primeras series. Lo recogía con pulso y lo soltaba atrás sin ni siquiera tener que tocarlo. Clase, que se llama eso. Todo funcionaba hasta que Amor Rodríguez se lo cerró al tercio, a los pies del 7, y ahí el novillo cambió. Se aburrió, ya no fue el mismo. No estaba a gusto en ese enclave, echaba de menos, pedía, los medios. Fue una lástima porque el triunfo pudo ser de nota. Los aplausos de Las Ventas en la despedida arrastrada de Afanes-56 eran un sí a su bravura. 

 

 

Aunque de otra manera, fue bueno también el tercero, Abandonado-106, de José Luis Pereda. Tuvo nobleza también. Y calidad también. No hizo nada feo, todo fluía con suavidad y boyantía. Quizá le faltó un punto más de raza para parecerse a su hermano anterior. Pero compartió con él lo sincera de su embestida, su prontitud y fijeza y la capacidad de humillar. Dejó con él pasajes bonitos Alejandro Fermín, quien, de no haber pinchado, habría obtenido mayor reconocimiento del público madrileño. De los tres ejemplares de la casa lidiados finalmente en este reencuentro venteño, fue el primero, Moro-44, el que menos sirvió. Sobre todo, porque manseó. Se hizo pesado, algo tardo, pero la verdad es que cuando acometía lo hacía con franqueza y buena condición también. Como pedía que le empujaran hacia adelante y Mario Alcalde no lo hizo convencido nunca, todo quedó en esa línea débil que en Madrid se diluye tan pronto. No pasó nada, pero pudo haber pasado algo. Al menos, algo...

 

 

El que hizo quinto, Acalorado-89, fue devuelto en el tercio de picadores al perder las manos tras salir de un encuentro con el caballo. Era justo lo que precisaba el palco para contentar a las voces que durante buena parte de la novillada censuraron las presentación en conjunto del encierro. Pagó los platos rotos este quinto, también con el hierro de José Luis Pereda y al final el ganadero onubense sólo pudo lidiar en Madrid la mitad de lo que había preparado para ella. Otra vez será...

 

 

 

FICHA TECNICA:

 

 

Plaza de Toros Las Ventas de Madrid. Un tercio de entrada

 

Se lidian dos novillos de La Dehesilla (1º y 2º), uno de José Luis Pereda (3º) y tres de Julio de la Puerta.

 

Mario Alcalde (agua de mar y oro): aplausos y ovación

 

Amor Rodríguez (celeste y oro): silencio y ovación

 

Alejandro Fermín (caña y oro): Silencio y ovación 

 

 

 

LA NOVILLADA:

 

 

1.- MORO, Nº 44. Negro bragado. 501 kgs. La Dehesilla

 

2.- AFANES, Nº 156. Negro listón. 486 kgs. La Dehesilla

 

3.- ABANDONADO, Nº 106. Negro listón. 448 kgs. José Luis Pereda

 

4.- DISPUESTO, Nº 16. Castaño. Julio de la Puerta

 

5.- MOTORISTA, Nº 65. Castaño oscuro. 537 kgs. Julio de la Puerta

 

6.- MALANERO, Nº 34. Negro listón chorreado. 489 kgs. Julio de la Puerta

 

 

 

 

LA OPINION DEL GANADERO:

 

Desde que surgió, no ha sido una tarde fácil para nosotros. Primero, por lo que pesa Madrid. Más aún, con el antecedente del año pasado. Segundo, por tener que lidiar al final sólo tres ejemplares de los nueve que presentamos. Y por último, por ese clima un tanto a la contra desde el tendido que se ha respirado desde que los novillos saltaban al ruedo. Pero por todo eso valoramos más lo bueno con que nos volvemos. Sobre todo, con el juego extraordinario del segundo, Afanes, que ha sido un novillo muy completo, con esas virtudes que han alumbrado siempre a la sangre Núñez. Ha sido generoso y muy enclasado en todo lo que ha hecho. Hemos disfrutado mucho viéndole venirse de lejos metido ya en los vuelos y cómo se rebozaba. Ha sido bonito oir los aplausos de Las Ventas en el arrastre. También nos ha gustado mucho el tercero, que ha tenido buena condición también y que ha ofrecido, en nuestra opinión, muchas opciones de triunfo. De los tres, el menos completo ha sido el primero, que ha manseado, aunque nunca ha hecho nada feo ni molesto para los toreros. Su fondo era bueno, pero le faltaba la raza precisa para explotarlo. 

 

Culminar la temporada en Madrid no es sencillo. Tiene una cuota de responsabilidad alta. Si las cosas salen mal, al final parece como que te dejara esa sabor para el conjunto de la temporada. Pero como ha salido medio bien, con apuntes que valoramos mucho por lo que significan, estamos moderadamente satisfechos por esta vuelta nuestra a Las Ventas. Ojalá haya servido para quedarnos y estar de nuevo el año que viene. Todos los ganaderos lo queremos. No olvidemos que todos aspiramos a estar en la primera plaza del mundo...

   

 

  20151011-madrid10.jpg 20151011-madrid11.jpg 20151011-madrid12.jpg 20151011-madrid13.jpg 20151011-madrid14.jpg 20151011-madrid15.jpg 20151011-madrid16.jpg 20151011-madrid17.jpg 20151011-madrid18.jpg 20151011-madrid20.jpg 20151011-madrid21.jpg 20151011-madrid22.jpg 20151011-madrid23.jpg 20151011-madrid24.jpg 20151011-madrid25.jpg 20151011-madrid26.jpg

 

 

Fotos:  MIGUEL LÓPEZ

 

Este sitio utiliza cookies propias y de terceros para optimizar tu navegación, adaptarse a tus preferencias y realizar labores analíticas. Aceptar Más información