free templates joomla
@PeredaDehesilla

"Abandonado", vuelta al ruedo, el punto álgido de otra corrida de triunfo

Ocho orejas cortadas, los tres toreros a hombros, dos toros aplaudidos en el arrastre y uno más, el quinto, Abandonado de nombre, es el balance numérico de la corrida de toros celebrada el sábado 4 de mayo en la Plaza deToros de Puertollano. Se lidiaron seis toros de José Luis Pereda, de buen juego en general, a excepción de tercero y sexto, los más complicados. El balance final de los toreros fue el siguiente: Manuel Díaz El Cordobés, dos orejas en cada toro; Manuel Jesús El Cid, ovación y dos orejas; David Fandila El Fandi, oreja y oreja. La plaza ha registrado tres cuartos de entrada.

 

Toro a toro, éste fue el desarrollo del festejo:



ALOSNERO, nº 113, negro mulato chorreado:

Buen toro este primero, de buen juego en el caballo y un gran pitón derecho, con fijeza, nobleza, repetición y recorrido, cualidades que permitieron a El Cordobés torearlo a placer y cortarle las dos primeras orejas de la tarde.


 

SOBADO n. 179. Castaño:

Bravo toro que respondió con fijeza, prontitud, codicia y entrega en su embestida al exigente planteamiento de faena El Cid. El torero sevillano le bajó mucho la mano en series muy templadas y de gran clase. Faena que tenía que haber sido de triunfo grande si no hubiese sido por uso de las espadas. Ovación para el toro en el arrastre.



 

SEÑORITO, nº 177, negro mulato listón:

Toro parado y reservón, sí tuvo como cualidades la nobleza y calidad de su embestida. Obligó a El Fandi a tirar de él en series a las que faltó la ligazón que le robó la condición del toro, demasiado agarrado al piso. Firme y con mucho oficio, el diestro granadino le cortó una trabajada y merecida oreja.

 

 

GINEBRITO, nº 83, negro mulato listón:


Toro bravo y de clase, de mucha duración, además, de forma que fue de menos a más. Tuvo fijeza y nobleza en altas dosis y permitió a El Cordobés firmar una faena marca de la casa, con la variedad como característica. Le cortó las dos orejas y el público aplaudió al toro en su arrastre.

 

 

ABANDONADO, n. 78, negro:


Hizo bueno el popular dicho de que no hay quinto malo. Éste fue extraordinario. Toro bravo de amplio recorrido en sus embestidas, colocando la cara con clase, con entrega y muy humillado ya de salida en los capotes. Fijo, pronto, noble y templado, permitió una gran faena de Manuel Jesús El Cid, que se sacó la espina de su primero y le cortó las dos orejas.  El palco le concedió la vuelta al ruedo al toro.

 

 

 RECLUIDO, nº 63, castaño:


Fue el más difícil del encierro. Parado y sin raza, protestó demasiado ante los engaños y, como su hermano de lote, obligó a El Fandi a tirar de oficio para contrarrestar sus defectos, hacer faena y sumar una segunda oreja que le abría también la puerta grande.



Al término de la tarde, los ganaderos se expresaron “muy contentos” con la corrida. “Han servido cuatro toros de los seis y éste es un porcentaje alto. De esos cuatro, nos quedamos con el segundo, el cuarto y, sobre todo, el quinto. Han sido tres toros bravos, aunque cada uno de ellos con matices diferentes. Como denominador común, han tenido fijeza, nobleza y una gran capacidad de humillación. En este sentido, se han parecido mucho a la línea general que lleva la ganadería este año y eso nos reconforta. Han sido toros muy en Núñez por ese ir a más con entrega sincera y muy humillados. Esto ha permitido que los toreros hayan disfrutado y triunfado y, como consecuencia, que el público se haya divertido. Es cierto que el lote de El Fandi ha sido malo. Sobre todo, el sexto, que ha sido complicado, pero entendemos que esto malo pone aún más en valor cuanto de bueno ha tenido el resto de la corrida”, señaló José Luis Pereda García.

 

REPORTAJE FOTOGRÁFICO NUEVOTERCIO COMUNICACIÓN

 

La tarde según aplausos.es

La tarde según cultoro.com

Este sitio utiliza cookies propias y de terceros para optimizar tu navegación, adaptarse a tus preferencias y realizar labores analíticas. Aceptar Más información