free templates joomla
@PeredaDehesilla

Viajero se gana la vida en el ruedo de La Merced

 

 

No hay nada más emocionante en una plaza de toros que vivir el éxito de la bravura. En una tarde en la que estábamos convocados con la solidaridad con el Banco de Alimentos de Huelva, salió Viajero-152 y pusó el broche de oro a una gran tarde ganadera. El eral marcado con el hierro de José Luis Pereda derrochó bravura y clase desde que se encontró con el capote, a porta gayola, del joven Juan Cano. Sus embestidas profundas y su acometividad entregada hicieron que empezaran a asomar los pañuelos, en el epílogo de una faena rotunda en temple y espontaneidad. Las emoción provocada por el pañuelo naranja en el palco no era más que la constatación de que los niños saldrían toreando de los tendidos. 

 

 

Tarde cumbre de Viajero-152, en el cierre de una cita con la generosidad del mundo taurino y en la que José Luis Pereda lidió un completísimo encierro, con el denominador común de la bravura, lo que dio lugar a un espectáculo apasionante y vibrante.

 

Este sitio utiliza cookies propias y de terceros para optimizar tu navegación, adaptarse a tus preferencias y realizar labores analíticas. Aceptar Más información