free templates joomla
@PeredaDehesilla

La Rosaleda, un hierro para el futuro

Una sincera ovación rubricó la noticia. Partía de los profesionales, aficionados y medios de comunicación presentes en La Dehesilla. Como hace casi treinta años cuando recuperó para Huelva la Plaza de Toros La Merced, José Luis Pereda da otro paso al frente para salir en busca del futuro y anuncia la celebración a partir de este próximo invierno de un ciclo de novilladas de promoción para impulsar la aparición de nuevos toreros en la provincia. La base de esta iniciativa, los productos que vayan surgiendo de La Rosaleda, un nuevo hierro que Pereda pone a disposición del futuro.

 

La Rosaleda y el fin al que se destina fueron presentados por los ganaderos José Luis Pereda, padre e hijo, arropados por David de Miranda, Juan Ramón Jiménez y Alejandro Conquero, los tres novilleros onubenses que lidiaron por primera vez en público reses del nuevo pial en Feria Taurina de Colombinas el pasado 1 de agosto. Una fotografía que retrata bien lo que significa lo que se presentó: tanto el hierro como el fin al que se destina. La Rosaleda es un proyecto que se asienta en tierras de Herdade do Barroso, en la localidad de Moura, en pleno Alentejo portugués. Entre Barroso y La Dehesilla se viene trabajando desde hace algunos años en este hierro inscrito en la Agrupación Española de Ganaderos de Reses Bravas. “Lo iniciamos al adquirir una punta de cincuenta vacas que guardan una ascendencia antigua de lo que tuvo en su día Curro Chica, un ganadero que llegó a tener una gran influencia en don Carlos Núñez. Tras una profunda selección que nos llevó a quedarnos sólo con diez de esas vacas, las hemos venido echando a sementales de la casa, con los hierros de José Luis Pereda y La Dehesilla. Las pruebas que hemos hecho en el campo han sido satisfactorias y además hemos encontrado una línea en la que investigar y evitar también la consanguinidad en mi casa, dado que no hay fuera mucho donde buscar a la hora de refrescar”, explicó José Luis Pereda.

 

Pero unido a esta vertiente genética, Pereda ha encontrado en La Rosaleda una extraordinaria fuente que, “al tiempo que probamos nuestros productos, nos va permitir tener cada año un número determinado de novillos que queremos destinar al impulso de nuevos valores toreros, sobre todo, en Huelva. Para ello, organizaremos junto a la empresa de la Plaza de Toros La Merced novilladas de promoción de donde puedan salir nuevos toreros, como es el caso de los tres que van a torear el 1 de agosto en Colombinas”.


Pero yendo más allá y siendo sensible con el momento social actual, el ganadero onubense pretende dotar a la iniciativa de un importante y oportuno trasfondo social. Para ello propone que la entrada a esas novilladas sea gratuita, “para que no sólo se forjen toreros, sino también nuevos aficionados entre la juventud de Huelva”. La única condición para asistir a ellas será acudir con alimentos no perecederos que se entregarán a instituciones como el Banco de Alimentos de Huelva. “De esta forma, colaboramos también desde el punto de vista social porque hay mucha gente pasándolo mal y toda ayuda es poca”, añadió el ganadero.

 

 

 

Se trata de un proyecto en el que la casa Pereda y los empresarios de la Plaza de Toros La Merced llevan trabajando ya desde hace varios meses con el objetivo de ponerlo en marcha este próximo invierno. Para anunciar la iniciativa y presentar su hierro el ganadero onubense culminó el encuentro en La Dehesilla con un tentadero de machos en el que fueron protagonistas David de Miranda, Juan Ramón Jiménez y Alejandro Conquero, la terna que protagonizó sólo unos días después el estreno de La Rosaleda. Los tres expusieron sus personalidades tan diferentes. David une a su innato valor, a su concepto de cercanías y quietud, un cada vez más sólido dominio del oficio. Juan Ramón tiene la capacidad de pensar en la cara de los novillos y de aplicar luego aquello que piensa imprimiéndole un natural sentido del temple. Y Alejandro levanta su toreo sobre el cimiento del valor y de la casta para sobreponerse a las dificultades de los enemigos. Tres jóvenes toreros que son hoy los llamados a tirar del carro con su esfuerzo y sus triunfos para que una nueva generación de novilleros salga pronto de Huelva rememorando tiempos no demasiado lejanos. Para ello nacen también el hierro y el proyecto de novilladas de la casa Pereda y de la empresa de la Plaza de Toros La Merced.

 

BURLADERO: "La Rosaleda, la ganadería que nació por amor"

 

 

 

 

 

 

 

Este sitio utiliza cookies propias y de terceros para optimizar tu navegación, adaptarse a tus preferencias y realizar labores analíticas. Aceptar Más información