free templates joomla
@PeredaDehesilla

Laborioso ya está en el campo y se recupera favorablemente

Regresó a La Dehesilla y ya es el niño mimado de la casa. Laborioso disfruta de su condición de toro eterno después de ganarse ayer la vida en Cortegana embistiendo hasta la muerte. Una muerte a la que quebró gracias a su entrega total y a su condición de toro bravo, de ésos que ennoblecen la bravura.

 

Nada más llegar de la plaza, Laborioso recibió las primeras curas y el análisis de las heridas provocadas por su lidia. Superficiales las de las banderillas y más profunda la del puyazo que recibió. Con todo, José Luis Pereda confía en que pueda recuperarse pronto de ella "porque no es demasiado extensa". Un buen síntoma es que el toro está comiendo con normalidad y su aspecto es "bueno". "Ya está en su cercado y se muestra tranquilo y relajado. Eso significa que ha superado ya la tensión propia de la lida y del manejo posterior para la vuelta al campo. En adelante, cada hora juega en su favor y en el nuestro", explica el ganadero, que se encargará directamente de la vigilancia y cuidados del toro junto al mayoral, Miguel López.

 

Laborioso, número 95, de capa negra, nacido en 2010 y con el hierro de José Luis Pereda, es hijo de otro toro indultado el 8 de septiembre de 2008 en Barcarrota por Antonio Ferrera. Se llamó Canoso, número 22, un bravo ejemplar que, a decir de las crónicas de aquel día, "era un toro castaño que salió con muchos pies y Ferrera lo recibió con tres largas cambiadas y dos verónicas. Acudió de largo al caballo y se dejó pegar. Tuvo un excelente son en banderillas donde el torero ejecutó un ajustado tercio sobresaliendo el tercer par al quiebro por los adentros y el cuarto de poder a poder. Era toro de gran fijeza y Ferrera lo citó muy en largo, acudió pronto el toro tomando con celo la muleta que el matador le presentaba adelantada para llevarlo muy metido en el engaño, marcarle la velocidad, indicarle el camino y despedirlo para quedarlo puesto para el siguiente muletazo. Lo sometió pronto para hacerlo seguir la muleta humillado y le dio tiempo al toro entre series. Sobre la izquierda llegaron los mejores momentos de la faena con excelentes naturales de muy largo recorrido. El toro iba a más a medida que avanzaba la faena y no se cansaba de embestir ni el torero de llevarlo embebido sobre ambas manos en los medios...". Ferrera compartió cartel ese día con El Juli y Alejandro Talavante.

 

Abuelo de Laborioso es Miedoso-89, otro gran toro lidiado por El Tato en las Colombinas de Huelva y al que le cortó las dos orejas. José Luis Pereda García recuerda que el torero aragonés le ha reconocido muchas veces "que es uno de los toros con que más a gusto se encontró nunca". El bisabuelo de Laborioso fue Desgreñado-62. Por la rama de su madre, el ejemplar indultado ayer por Daniel Luque en Cortegana es hijo de la vaca Laboriosa y tataranieto de Gandula-919, una reata "con pruductos muy buenos", afirma el ganadero. Unas horas después del indulto, en La Dehesilla se respira hoy y se nota un ambiente especial. Los teléfonos no dejan de sonar y las felicitaciones son muchas. Mejor así. Es por lo que se trabaja cada día con esa alta exigencia que requiere el campo bravo. Tan sacrificado y celoso siempre, como grande a la hora de recompensar. Como ayer y como hoy.

 

 

 

Este sitio utiliza cookies propias y de terceros para optimizar tu navegación, adaptarse a tus preferencias y realizar labores analíticas. Aceptar Más información