free templates joomla
@PeredaDehesilla

Jornada de toreo a campo abierto con los caballos de la Yeguada de Pereda

El campo, en cualquiera de sus expresiones, es la pasión por excelencia de José Luis Pereda. El campo como escenario del día a día cuando se trata de trabajo, pero también cuando lo que se busca es disfrutar. Sobre todo en estas fechas en las que el campo regala sus mejores estampas y en las que todo en él se relaja, se detiene, se ralentiza. El eco de la temporada se acalla, apenas queda de él un rumor, y es ocasión propicia para gozar del campo con la misma honda pausa que es sinónimo de exprimir de él hasta su último regalo.

 

Si en ese escenario mágico y único se funden la bravura y el caballo, el disfrute alcanza la dimensión de privilegio. En ello ha estado estos días el ganadero onubense: dejándose tomar por la desembocadura de cada una de sus pasiones: el campo en el esplendor de un otoño que ya huele a invierno, el caballo –sus caballos, los de su casa- y un puñado de vacas bravas que acosar y poner a prueba en tierras de Jerez de la Frontera. Y todo, en la buena compañía de un cómplice de locura como el rejoneador Juan Manuel Cordero. El día se entregó también por entero regalando sus mejores luces y, a pesar de los primeros fríos del otoño, esa calidez del mediodía que cae en su intensidad justa, sin abrumar, sino tamizando…

 

Jornada plena de acoso y derribo, de medir la evolución de los ejemplares de la yeguada que lleva su nombre, de ese otro gran proyecto al que dedica su vida a la par que a la ganadería de bravo. Recién llegado de ese encuentro ineludible de cada año en Golegá, la gran cita portuguesa con el caballo y quienes lo tienen como pasión, el ganadero onubense disfrutó de lo lindo junto a Juan Manuel Cordero comprobando que merece la pena ese trabajo callado e incansable con sus caballos a base de estirar los días y robarle más horas de las que tienen para no dejar ni uno sólo de montar, de domar y de avanzar. Sólo así son posibles jornadas como ésta en los campos de Jerez de la Frontera. Jornada de toreo, a caballo y a pie, dando rienda suelta a la pasión por la que se vive.

Este sitio utiliza cookies propias y de terceros para optimizar tu navegación, adaptarse a tus preferencias y realizar labores analíticas. Aceptar Más información