free templates joomla
@PeredaDehesilla

Una hermosa jornada de tentadero

El Aula Joven de la Merced clausuró el pasado sábado 16 de marzo en La Dehesilla su I Curso de Toreo para Aficionados Prácticos con la celebración de un tentadero donde los alumnos pusieron a prueba ante las becerras los conocimientos que han adquirido después de varias semanas de formación teórica en la Plaza de Toros de Huelva.

 

Fue una jornada deliciosa. De ésas que reconcilian a uno con lo más puro de su afición. Algo más de cien personas componían la expedición llegada en autobus desde Huelva capital, pero en vehículos particulares también desde puntos tan diversos de la provincia como La Palma del Condado, Beas, Zalamea la Real, San Juan del Puerto, Aracena o Cortegana. Entre el equipaje, un montón de hatillos cargados con trastos de torear. La cita de ayer en El Rosal de la Frontera era la culminación de la ilusión de unos cuarenta aficionados prácticos que se han estado formando como tales durante una decena de clases en la Plaza de Toros La Merced de la mano de los banderilleros onubenses Manolo Contreras, Raúl Corralejo y Juan Cañaveral, que han desarrollado una impagable labor de dirección y enseñanza con los más de sesenta alumnos que han tenido a sus órdenes.

 

Todo fue especial en el tentadero. Los nervios de los toreros antes de empezar, el sorteo del orden de intervención realizado con bolitas liadas de papel de tabaco, el respeto de los alumnos a sus maestros, la consideración de los novilleros David de Miranda, Alejandro Cunquero y Emilio Silvera, encargados de parar y atemperar las embestidas de las becerras, al cuidarlas para que sirvieran a los alumnos, la calidez con la que los toreros en la tapia jaleaban y aplaudían a sus compañeros en la plaza... Todo fue un hermoso compendio de atención al toreo con toda su carga de seriedad y de liturgia. Y hubo quien se quedó más quieto y quien menos. Y quien solventó el envite con soltura y quien sufrió alguna que otra voltereta. Y quien tuvo más suerte con el juego de la vaca a la que le tocó salir y quien no tuvo tanta. Y quien pudo marcharse más contento y quien lamentó que las cosas no le habían salido como llevaba días preparándolas... Pero todos, absolutamente todos, se quedaron con ganas de mucho más. El toreo y su veneno...

 

Tras el tentadero, llegó el reparto de diplomas a los participantes. Y las palabras de todos con un fondo común de decisión por que iniciativas como ésta no tengan pausa. "Es una gozada ver a tanta gente joven entusiasmada con el toreo, queriendo aprender, con tanta ilusión y respeto como lo han hecho todo. Mi casa siempre estará abierta para iniciativas así porque éste es el camino del futuro del toreo", afirmó José Luis Pereda García a los alumnos del curso. Éstos le agradecieron al ganadero la acogida ayer en su casa y que les diera la posibilidad de cumplir el sueño de sentir el toreo delante de una vaca brava.

 

Tras el almuerzo compartido, la conversación cercana entre todos, la puesta en común de tanta alegría por la experiencia vivida, la constatación de lo muy viva que está la Tauromaquia cuando se la pone enmedio de la gente. Miradas encendidas de emoción en el regreso de los toreros a casa. Y en La Dehesilla, el eco de tantas emociones verdaderas vividas y el convecimiento de que merece la pena salir al encuentro del futuro.

 


 

Este sitio utiliza cookies propias y de terceros para optimizar tu navegación, adaptarse a tus preferencias y realizar labores analíticas. Aceptar Más información