free templates joomla
@PeredaDehesilla

El encaste Núñez

Don Carlos Núñez Manso ha sido uno de los más geniales creadores del toro actual, artífice de una raza con estilo propio en la que se funden las mejores esencias de Pedrajas, Tamarón y Villamarta, que dan lugar a un toro de entrega, duración y recorrido infinitos, concebido para el toreo grande, las faenas largas, intensas y profundas a las que sólo es capaz de responder la bravura más sublime. Desde el principio, Carlos Núñez identificó como base de su ganadería la procedencia de Rincón, utilizando la parte Villamarta como vientres para la producción. Dicho de manera más gráfica, la línea Rincón fue siempre el vino y la de Villamarta el agua para experimentar mezclas y proporciones.

 

Carlos Núñez respetó el prototipo morfológico característico de Parladé, pero tendiendo siempre a hacerlo más fino de líneas y a reducirlo de tamaño, pensando que los ejemplares de menor talla y más cerca de tierra propiciaban en mayor medida un buen comportamiento durante la lidia. La nobleza, la calidad, la capacidad para repetir y la tendencia a ir a más son las virtudes de los ejemplares de sangre Núñez. Toros que parecen más suaves y dulces cuando caen en manos de un buen torero, mientras que puede dar la sensación de violento si tiene en frente a otro poco experimentado.

 

Para José Luis Pereda, “el toro de Núñez es lo más parecido a un hombre con raza, sensato, trabajador y luchador. La persona de confianza con la que puedes trabajar y ganar dinero. Es el toro que desde el principio no se define, pero que después, si tú le das confianza y cariño, te devuelve hasta la muerte lo mejor que tenga. Eso lo hace también un buen hombre, que al principio no se entrega, pero si haces las cosas bien termina por entregarse porque es noble".

 

Este sitio utiliza cookies propias y de terceros para optimizar tu navegación, adaptarse a tus preferencias y realizar labores analíticas. Aceptar Más información