• La familia Pereda siempre al lado de Cinta y las cosas de Huelva

     

    Vivencias únicas las que como personas, como onubenses, y como gentes del Toro vivimos el sábado en la puerta de la Plaza de Toros de Huelva, más de Huelva que nunca.

En el traslado de retorno al Conquero de la Virgen Chiquita nos emocionamos cuando la virgen se paró, giro, y avanzó hacia la Puerta Grande de la Plaza de Toros de la Merced. Sabemos que han sido muchos los que han tenido algo que ver en esa deferencia de la Virgen para con esta humilde casa y os lo queremos agradecer a todos y cada uno de vosotros, más si cabe a en estos momentos complicados para nosotros.

Gracias a todos los amigos y miembros de la Junta gestora que nos hicieron sentir cinteros

Cuando José Luis Pereda García le dió forma al sueño de rehabilitar la plaza de toros, uno de sus empeños fue recuperar los festejos taurinos  de la Cinta. Nos contaban que el día 8 de septiembre era normal que en este traslado centenario coincidiesen la Cinta y los toreros, ambos llevados a hombros de los onubenses, y entonces los toreros se bajaban y daban las gracias y  rendían honores a la alcaldesa perpetua de Huelva,  luego los aficionados seguían con la virgen por La Vega Larga hasta su santuario, como hacía todo el pueblo de Huelva.

Desgraciadamente nuestra ciudad había cambiado y nunca llegó a calar de nuevo el festejo de septiembre…

También nos dijeron de la tradición que en la edad media contaba que se había redescubierto el primigenio mural de la imagen de la Virgen de la Cinta gracias a un toro bravo que venía para ser jugado en Huelva y que se escapó apareciendo de rodillas delante del mural perdido durante siglos y realizado por un vecino de Gibraleón allá por los primeros siglos de nuestra era.

Hablando de nuestra pasión, Huelva, en la Plaza de Toros de Huelva, que siempre fue de Huelva y … de la Cinta

 

No puede ser más taurina está virgen que cuenta con tantísima devoción en la vieja Onuba. Emotiva la levantá que “por esos hombres que se juegan la vida delante de un toro en esta plaza de Huelva para hacer arte” nos regalaron los costaleros.

Luego al Virgen siguió por La Vega Larga, la de los toreros y la del camino de ese viejo “conchero”,  el Conquero desde donde la Virgen de la Cinta protege a los onubenses y a todos los toreros y gentes del toro.

Señorial. cariñoso y sencillo el trato que la Junta y su gente le dio a toda la familia Pereda. Eternas GraciasPues por eso, por onubenses, por taurinos, por familia, por estar pasándolo regular , nuestro agradecimiento eterno al gesto  de la Virgen que nos ofrece su consuelo.

¡¡Viva la Virgen de la Cinta!!