Se hicieron las cosas bien. Se reseñó el toro en invierno, una madre contrastada y un semental nuevo de máxima nota, se eligió luego por hechuras y por remate. El traslado a Dax fue perfecto y una semana antes del festejo ya estaba Granero aclimatándose en los magníficos corrales de la plaza francesa.es cierto que hoy amaneció el toro con colitis y moqueaba, ninguna excusa, sólo buscamos razones. 

Salió al ruedo en cuarto lugar de una corrida que no había roto ni a buena ni a mala. Buen puesto. Se empleó en el capote de Juan Bautista, hizo buena pelea en dos varas y se frenó en banderillas.

En la muleta hubo un par de lances que nos hicieron pensar que Granero daría más opciones. No fue así, la cara suelta, sin acabar de pasar y a menos.

Juan Bautista abrevió y recetó una gran estocada.

Ahora nos quedan 1200 kms dandole vuelta a los libros, los lotes  el manejo….

Una continua cura de humildad esto de criar toros bravos.