Y ya sabemos que cuando no puede ser no puede ser y además es imposible. Suspendido por lluvia el festejo de Bolaños de Calatrava.